Reparación de Fachadas en Sevilla

¿Qué entendemos por reparación de una fachada? ¿Hasta dónde llega? Para resolver esta pregunta lo primero que hay que preguntarse es ¿de donde proviene el problema?

A lo mejor vemos un problema que tiene varias soluciones, muy probablemente el problema que tenemos a la vista derive de otros ocultos y estos a su vez de una falta de mantenimiento.

Ciertamente no todo se arregla con “una buena mano de pintura”, al igual que la oxidación de muchas barandillas metálicas de balcones proviene del riego de macetas o máquinas de aire acondicionado.

Un claro ejemplo de lo que conlleva una buena reparación de una fachada, se trataría de:

Tenemos un edificio con cantos de forjado de terrazas rajados de forma horizontal, en principio podemos imaginar dos opciones (aunque pueden ser mas):

1.Por movimiento/dilatación de la solería con respecto al forjado de terrazas, ocasionado por altas temperaturas diurnas y bajas durante la noche.
2.Por oxidación de las armaduras del forjado de las terrazas, las cuales aumentan su sección y hacen estallar los frentes de forjado de hormigón, lo cual suele ser ocasionado por entrada de agua de lluvia, riego de macetas… a través de la solería de las terrazas (por falta de llagueado de la solería) llegando a oxidar las armaduras.

Volviendo a la pregunta inicial ¿Qué entendemos por una reparación de una fachada? Flaco favor haremos al edificio, y a la economía de la Comunidad, si nos quedamos solo con reparar los frentes de forjados rotos, ignorando la posible filtración de agua en las terrazas, y marcharnos sin darle un nuevo llagueado a la solería, o sellando algún tipo de encuentro como suele ser los desagües de las mismas terrazas que se encuentren picados… ya que en tal caso volverá a aparecer la oxidación en forma de grietas; a esto es a lo que nosotros llamamos reparar una fachada, lo otro seria tapar con un parche.

 

Por todo esto y mucho más, recomendamos que antes de realizar una reparación de fachada, se realice un estudio cercano “in situ” del estado del edificio, confiando en la profesionalidad de un Arquitecto Técnico, especialista en trabajos verticales para que pueda hacer una pasada rápida por la fachada, descolgándose con cámara en mano y tomando nota de los deterioros que en fachada, cubierta o lugar de difícil acceso, pueden existir, descubriendo los problemas desde su origen.

Contacta con nosotros

Enviar